In Greek mythology,  Persephone is the daughter of Zeus and the harvest-goddess Demeter, and queen of the underworld. Homer describes her as the formidable, venerable majestic queen of the shades, who carries into effect the curses of men upon the souls of the dead. Persephone was abducted by Hades, the god-king of the underworld. The myth of her abduction represents her function as the personification of vegetation which shoots forth in spring and withdraws into the earth after harvest; hence she is also associated with spring and with the seeds of the fruits of the fieldsPersephone as a vegetation goddess and her mother Demeter were the central figures of the Eleusinian mysteries that predated the Olympian pantheon, and promised to the initiated a more enjoyable prospect after death.
Image
Eleusis Temple of Demeter
Image
Phryne at the Poseidonia in Eleusis-Siemiradzki

The mystic Persephone is further said to have become by Zeus the mother of Dionysus, Iacchus, or Zagreus. The origins of her cult are uncertain, but it was based on very old agrarian cults of agricultural communities.

Persephone was commonly worshiped along with Demeter, and with the same mysteries. To her alone were dedicated the mysteries celebrated at Athens in the month of Anthesterion. In Classical Greek art, Persephone is invariably portrayed robed; often carrying a sheaf of grain. She may appear as a mystical divinity with a scepter and a little box, but she was mostly represented in the act of being carried off by Hades. In Roman mythology, she is called Proserpina, and her mother Ceres.

Image
Proserpina-Johann Wilhelm,
Image
Prosepina-Antonio Tempesta,
Image
Image
Persephone-Bernini
Image
El rapto de Proserpina – Alessandro Allori
Image
El rapto de Proserpina-Jean-François de Troy
Image
The Abduction of Persephone-Peter Paul Rubens,
Image
Rape of Persephone-Hans von Aachen
Image

Rape of Persephone-Luca Giordano

Be to her, Persephone,
All the things I might not be:
Take her head upon your knee.
She that was so proud and wild,
Flippant, arrogant and free,
She that had no need of me,
Is a little lonely child
Lost in Hell, Persephone,
Take her head upon your knee:
Say to her, “My dear, my dear,

Edna St. Vincent Millay – Prayer To Persephone

Image
Orpheus Playing to Pluto and Persephone in the Underworld-Jan Bruegel
Image
Persephone-Dante Gabriel Rossetti

I am tired of tears and laughter,
And men that laugh and weep;
Of what may come hereafter
For men that sow to reap:
I am weary of days and hours,
Blown buds of barren flowers,
Desires and dreams and powers
And everything but sleep.

The Garden of Proserpine
By Algernon Charles Swinburne
Image
The Abduction of Persephone-Albrecht Durer
Image
Image
Persephone asteroid
Image
Proserpìne Zerynthia Rumina

En la mitología griega, Perséfone (en griego antiguo Περσεφόνη Persephónē, ‘la que lleva la muerte’) es hija de Zeus y de Deméter (ἡ Μητὴρ hê Mêtềr, ‘la madre’). La joven doncella, llamada hasta entonces Koré (Κόρη, ‘hija’), es raptada por Hades convirtiéndose en la reina del Inframundo.Perséfone es su nombre en la literatura épica de la Grecia jónica. En otros dialectos era conocida por otros nombres, como Persephassa o Persephatta. Homero la llama Persephoneia (Περσεφόνεια). Los romanos tuvieron noticia de ella por primera vez a través de las ciudades eólicas y dóricas de la Magna Grecia, donde usaban la variante dialéctica Proserpina. De ahí que en la mitología romana fuese llamada Proserpina, y como tal llegase a convertirse en un personaje emblemático del Renacimiento.

Rape of Persephone-Giovanni Cesare Testa

En el panteón olímpico se le da un padre a Perséfone: según la Teogonía de Hesíodo era hija de Zeus y Deméter-Sin embargo, Perséfone no tenía una posición estable en el Olimpo. Solía vivir muy lejos de los demás dioses, siendo una diosa de la naturaleza anterior a plantar semillas y cultivar plantas. En la tradición olímpica fue cortejada por los dioses Hermes, Ares, Apolo y Hefesto, pero ella rechazó todos sus regalos y alejó a su hija de la compañía de los dioses. Así, llevaba una vida pacífica hasta que se convirtió en la diosa del inframundo, lo que, según los mitógrafos olímpicos, no sucedió hasta que Hades la raptó y la llevó allí con él. Perséfone estaba cogiendo flores inocentemente con algunas ninfas (y Atenea y Artemisa, según el himno homérico, o Leucipe, o algunas Oceánides) en un campo en Enna cuando Hades apareció, emergiendo de una grieta del suelo. Las ninfas fueron transformadas en las Sirenas por no haber intervenido.

La vida quedó paralizada mientras la desolada Deméter (diosa de la Tierra) buscaba por todas partes a su hija perdida. Helios, el sol, que todo lo ve, terminó por contarle lo que había pasado.Finalmente, Zeus no pudo aguantar más la agonía de la tierra y obligó a Hades a devolver a Perséfone, enviando a Hermes para rescatarla. La única condición que se puso para liberar a Perséfone fue que no probase bocado en todo el trayecto, pero Hades la engañó para que comiese seis (o cuatro, según las fuentes) semillas de granada, que la obligaban a volver cada año un mes por cada semilla. En algunas versiones, Ascálafo contaba a los demás dioses que Perséfone se había comido voluntariamente las semillas de granada. Cuando Deméter y su hija estaban juntas, la tierra florecía de vegetación. Pero durante seis meses al año, cuando Perséfone volvía a los infiernos, la tierra se convertía de nuevo en un erial estéril. Fue durante su viaje para rescatar a Perséfone del inframundo cuando Deméter reveló los misterios eleusinos. En una versión alternativa, Hécate rescató a Perséfone. En la versión más antigua la temible diosa Perséfone era la propia Reina del Inframundo. D’Entféierung vun der Persephone-Rembrandt